SESIONES DE RELAJACIÓN

"EL ARTE DE LA ENTREGA"

Por Natalia Trujillo.

CLASES PRESENCIALES Y ON LINE

En nuestro día a día nos toca lidiar con tensiones habituales. El problema está en que no somos conscientes de las mismas hasta que se cronifican pudiendo convertirse en patología.

EL estrés forma parte de nuestro día a día con demasiada naturalidad, y más aún, el 70% de las enfermedades están relacionadas con el estrés, y si no lo están las agravan.

Aunque para mantenernos vivos, es necesario que exista cierto nivel de estrés, estrés positivo o eustrés, si es demasiado, y estamos expuest@s demasiado tiempo a él, se convierte en negativo o distrés, que es el que provoca enfermedades.

¿QUÉ PODEMOS HACER ANTE ESTE PANORAMA?

Parar, ir más lento y tomar consciencia.

Si desde pequeñit@s nos educaran también desde lo corporal, no sólo desde la mente, tendríamos herramientas adecuadas para lidiar con tensiones o dolores en nuestro cotidiano.

Aunque en la mayoría de personas, no ha sido así, la buena noticia es que estamos a tiempo!

El cuerpo es tan agradecido y sabio que responde a nuestro favor cuando se siente atendido y cuidado.

A través de nuestras sesiones de relajación, podrás practicar un arte que incluye la posibilidad de aprender a entregarte a lo que es, escuchar a tu cuerpo, y a través de él: la llamada de la vida, dónde se te requiera que toque estar en ese instante; sea un momento de desafío, sea un simple acto cotidiano de lavar platos…es aprender a soltarte para caminar más libian@.

Cuando nos relacionamos con la tensión sea de la naturaleza que sea, ese nudo o cierre, de primeras nos resulta incómodo, pues puede causar incluso dolor. Y esa incomodidad no resulta aceptada ni tolerada, por el contrario, es rechazada.

SI NO NOS ATENDEMOS EL CUERPO, EL ALMA DUELE. Si corremos un tupido velo, por miedo al contacto íntimo, interno, salta el malestar en cualquier momento por aquello rechazado.

Obviando al malestar, nos obviamos a nosotras mismas, a nosotros mismos. “No me tienes en cuenta”, así es como lo recibe el cuerpo.

Conectar con uno mismo, aunque nos sintamos mal o bien, es mucho mejor que estar desconectados.

Al instalar la atención en lo que nos pasa, nos damos cuenta, no sólo lo que ocurre en el cuerpo, también que hay un parloteo mental que puede ser observado, despertando lo que en meditación se llama la presencia testigo.

Desde esa apertura que no niega nada, nos abrimos a nuestro verdadero poder; el poder sentirnos tal cual nos trae ese instante. La mente empieza a cambiar, se vuelve cada vez menos reactiva.

¿PARA QUÉ APRENDER A RELAJARNOS?

Para gozar de un bienestar prolongado y contrarrestar los efectos negativos del estrés en nuestra salud mental y física.

Momana ofrece un espacio donde hay un encuentro del cuerpo con la relajación, desde la perspectiva de Movimiento Más Natural, partiendo de lo corporal, que es real y tangible.

El cuerpo necesita de nuestra atención, como si fuera un niño pequeño. Es una atención que acoge, abraza y acepta de forma incondicional. No rechaza, es una mirada amable y firme, que entiende y recibe.

En nuestras sesiones se van adquiriendo herramientas para acoger lo que surja, sea lo que sea que nos llegue a través de la tensión.

La ansiedad, sin darnos cuenta, se va practicando día a día; no salta de 0 a 10 de golpe.

Una práctica habitual, dirigida a relajarnos, nos ayuda a mantenernos más equilibrados, a sentirnos seguros, calma nuestros temores y desencadena una química hormonal que protege al corazón e incluso, baja los niveles de colesterol.

Al aprender a relajarnos, prevenimos ese pico de ansiedad extrema:

«(…) siente cómo es tu respiración ahora, sin intentar dominarla, sólo siéntela! dónde nace, cómo se desarrolla, cómo va decreciendo hasta morir, como una ola… siente tu ola respiratoria…si te apetece exhalar por la boca lo puedes hacer, o, qué te apetece?… siente la libertad de respirar unos instantes de quietud, sin historia, sin futuro, sin tiempo, sólo paz,… siente lo que sientes … ahora (…)»

Nos relacionamos con lo que estamos sintiendo sin lucha, ni resistencia, libre de juicio y crítica, sin querer obviarlo, pero sí abriendo espacio para atenderlo, escuchar y estar; entonces, encontramos en ese contacto con nosotros mismos ese pilar, ese hallazgo!

“Al acercarnos desde la amabilidad, somos capaces de mirar la verdadera naturaleza de nuestra incomodidad. Y más que algo imperturbable, se traduce en una serie de sensaciones que van cambiando, descubriendo a través de nosotros mismos que podemos atravesar la experiencia”.

(Natalia Trujillo)

¿QUÉ TE ENCONTRARÁS EN CADA SESIÓN DE RELAJACIÓN?

  • La naturaleza, es soporte en nuestra práctica, nos proporciona guía y orientación.

    Es lugar de aprendizaje, rehabilitación y sanación. Nos reconecta con la vida, la tierra, el cielo y el sol. Nos proporciona equilibrio.

    El mar nos acompañará en nuestras sesiones, iniciándolas con un paseo por su orilla.

  • Toma de consciencia inicial, para darnos cuenta de cómo viene el cuerpo cada día.
  • Automasajes y encuentro corporal a través de la medicina de la caricia.
  • Suaves movimientos, biomecánicamente diseñados, para liberar tensiones y aumentar el espacio interno.
  • Danza expresiva, para la liberación. A través del movimiento libre, logramos expresar lo que hay, sea un sentimiento, juicio o tensiones musculares…simplemente dar espacio y permitirnos ser, con todo, sin censura. Logrando liberación y expansión.
  • Relajación y quietud, poniendo en práctica el arte de la entrega.
  • Meditación y silencio interior, para la expansión e integración final.

BENEFICIOS DE LA RELAJACIÓN DESDE MOMANA

  • Libera profundas tensiones y desequilibrios anclados en nuestro sistema nervioso.
  • Contribuye al desarrollo de la atención plena.
  • Ayuda a regular el sueño y aumenta la energía en estados de agotamiento.
  • Repara tejidos dañados por estados continuos de estrés y ansiedad.
  • Mejora la relación con uno mismo.
  • Proporciona equilibrio interno y bienestar.
  • Nos permite conectar con los elementos.
  • Protege al corazón y baja los niveles de colesterol.
  • Disminuye la hipertensión y reduce la arteriosclerosis (endurecimiento de las paredes arteriales)
  • Retrasa el deterioro de las células cerebrales, y de la pérdida de memoria debido al envejecimiento.

TRABAJO CON LOS ELEMENTOS

En este tiempo en el que vivimos, la Tierra más que nunca, se comunica con la humanidad a través de nuestro cuerpo.

Trabajamos con los elementos desde lo simple, coherente y tangible, desde el cuerpo en relación con su interno y externo: la caricia del sol en la piel, el contacto con la tierra, la presencia y caricia de más de un 80% de agua que somos, la nutrición de nuestra sangre, cómo nos sienta lo que comemos, vemos, hablamos y pensamos, sentimos y luego hacemos.

«He dejado de hacer preguntas a las estrellas y libros; he empezado a escuchar las enseñanzas que me susurra mi sangre»

(Hermann Hesse)

Es preciso recuperar el placer de lo simple, de la magia que hay en lo lento…en vivir más lento…sintiendo el calor del fuego del corazón al retornar a casa y poder respirar el flujo de la vida, que es misterio y hallazgo; que es realmente mutable.

«No corras, ve despacio, que adonde tienes que ir es a ti solo» 

(Juan Ramón Jiménez)

El arte de la entrega como camino para liberar al alma; para que no se quede atrapada por programas no resueltos con los que nos identificamos, y tensiones perpetuadas en el tiempo que se vuelven corazas limitantes.

Es un espacio para darte todo el tiempo que no te pudieron dar, observarte como nunca te han mirado, dejarte templar al calor de una llama que no te abrasa sino que con dulzura y paciencia, va derritiendo tensiones y malestar con los que vivimos sin darnos cuenta.

Es un volver a nacer, y al otro lado estás tú, para recibirte a ti, con todo lo que haya (por favor, lee lento lo que te encuentras a continuación):

…tristeza… confianza… miedo… autoestima… dolor… alegría… salud… rechazo… seguridad… ansiedad… paz… culpa… vida… enfermedad… paciencia… envidia… bienestar… celos… silencio… soledad… expansión… caos… amor… muerte… equilibrio… AMOR!!!

“Es necesario recuperar nuestro equilibrio y bienestar auténticos porque con ellos, restablecemos el bienestar y equilibrio de la propia madre Tierra”.

(Adriana Ordoñez Ortíz)

La Tierra nos está esperando como la gran madre portadora e incondicional.

Volver a nosotros es volver a ella, y conectar con el simple hecho de sabernos aquí, estando vivos!

Experimentando lo sencillo del vivir, y habitando este único momento naciente de sí mismo, bajo unas circunstancias y un cuerpo únicos; en tu vida tal cual es, todo está bien… no hay nada fallado en ti…

Volver a casa es descubrir un nido que siempre ha estado ahí, pero lo desconocíamos, ese nido es la presencia de la madre Tierra, como inmensas montañas que nos abrazan grande y bonito!

Y vas cediéndote a Ella y soltando tu antiguo yo, a través de sencillas prácticas, de encuentros para hacerte el amor cada día. Pues encuentras el amor de la madre. Sí, hacer el amor por fin, sin miedo a nuestro brillo, y de una vez por todas…este es tu tiempo…la paz es el premio, la paz es el nuevo éxito!!

FACILITADORA: NATALIA TRUJILLO

Especialista en técnicas corporales, con más de 20 años de experiencia.
Trabajadora Social diplomada por la UMA.
Doula y acompañante de procesos vitales femeninos.
Co-creadora del método Danza y Meditación en Movimiento desde Movimiento Más Natural.
Co-directora del Centro MOMANA.

FECHAS Y HORARIOS

Impartiremos un ciclo de relajación de 2 meses, a razón de un sábado al mes.

Parte de las sesiones se quedan grabadas, para la práctica en casa, de ciertos ejercicios durante el resto del mes.

Será por las mañanas de 8,30-13’30h.

CUÁNDO:

  • Sábado 14 de mayo de 8,30-13,30h.
  • Sábado 18 de junio de 8,30-13,30h.

“Cansa pensar de más, cansa hablar de más, cansa vivir en el control y en el fastidio. Cansa la ansiedad y el acelere, el estar corriendo contra el tiempo, el dormir a medias. Cansa enojarse con los demás y cansa el culpar al afuera de todo. El desgaste auto originado es tremendo y claro, no hay energía. La energía está en la aceptación, la gratitud, y en el foco de acción fértil. La energía está en el agua fresca, el alimento nutricio y en los afectos y presencias. La energía está en elegir, en tomar decisiones, en cambiar prioridades, en, de a sorbos, soltar el control y abrazar el presente.
Darle oxígeno al cuerpo y respirar hondo.
¿Vamos más lento pero más lejos?
¿Vamos de la mano con nosotros mismos?
¿Dejamos de ser nuestros más rígidos y crueles enemigos?
Ojalá que sí.»

(Julieta Suárez Valente)

PAZ Y AMOR A TODOS LOS SERES…

Si quieres vivirte desde esta experiencia prueba una SESIÓN DE RELAJACIÓN totalmente gratuita con nosotras.

    Ingrese su nombre completo

    Ingrese un correo electrónico válido

    Ingrese un breve mensaje

    Síguenos

    ~ movimiento más natural ~
    © 2022 - Momana - Política de privacidad

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies