Metodología Momana

metodología-momana-movimiento-más-natural(720x1080)

Movimiento Más Natural

Estamos siendo testigos de un renacer colectivo. Se nos plantean retos continuamente, épocas más desafiantes, mayor estrés y conflictos. En esos momentos es cuando más necesitamos estabilizar una variable y pararnos a sentir, para poder escuchar a un conocimiento que procede de lo más profundo de nuestras células: nuestra guía interior.

Cuando me siento, sé lo que preciso y sé lo que me conviene. Dejo de darle poder a lo de afuera.

Tras 24 años trabajando con diferentes disciplinas corporales, la danza y el movimiento a través de la enseñanza, hemos conectado con lo que nos proporciona Salud y Bienestar, dando origen a nuestra Metodología MOMANA: Movimiento Más Natural.

MOMANA es un regreso al hogar, a un espacio de cuidado y confianza en ti. Situando en el cuerpo, la puerta de entrada a tu mundo mental, emocional, energético y espiritual.

En nuestras sesiones, la reparación del sistema nervioso y rehabilitación del cuerpo son prioritarios, desarrollando un camino iniciático para conectar con nuestra verdadera naturaleza.

Sintiendo el cuerpo y través del síntoma, percibimos cómo nos manejan esos hilos del inconsciente, pues muchas de las dolencias parten de una causa emocional.

En el camino del autoconocimiento, el cuerpo nos muestra la ruta que necesitamos seguir:

METODOLOGÍA MOMANA

Cuerpo – Sensación – mente – Emoción

Primera etapa del autoconocimiento

Hacia la consciencia

¿Cómo te mueves? Al instalar la atención en cómo sucede el movimiento, podemos percibir nuestros patrones.

“Un movimiento consciente se produce, cuando elijo instalar plenamente la atención en cómo me muevo.”

A través de nuestra práctica podemos observar si solemos hacerlo con tendencia a la repetición, lo que llamamos patrón de movimiento.

Al observarlos desde la atención plena, nos dejamos de identificar con ellos, dando paso a la transformación. Nos damos cuenta de que hay en nosotros una parte que ve, llamado en MEDITACIÓN “la presencia testigo”, y otra que es el patrón en sí, lo observado. Así nos abrimos a ese espacio de revelación.

En ese espacio… comienza a desplegarse la consciencia… Me doy cuenta de que “eso no soy yo” … “yo soy el que ve, el que siente”.
Y cuando puedo instalarme en ese espacio, la magia se da; ves cómo se transforma el patrón y nace tu sabiduría.

Sin la consciencia, este proceso no tiene lugar. Y es incómodo pues hay que armarse de valentía para mirar de frente lo que hay.

Por tanto, podemos iniciar nuestro viaje de autoconocimiento, desde el ancla de nuestra consciencia corporal.

«Estar encarnado es estar en carne, habitando el cuerpo, permaneciendo aquí y ahora, sintiendo, y confiando en lo que hay…”

La sensaciones corporales – La Ruta

Cuerpo – sensaciones – pensamientos – emociones… podría ser una ruta hacia el AUTOCONOCIMIENTO, teniendo como faro a nuestras sensaciones corporales.

Todos tenemos traumas, venimos de una historia de vida que precisa ser acogida para experimentar y aprender a aceptar nuestra humanidad, regresar al corazón y volver a casa.

Esos traumas anclados por años en nuestro cuerpo producen una descompensación del sistema nervioso.

Regresa y cuida de ti mismo. tu cuerpo te necesita, tus sentimientos te necesitan, tus percepciones te necesitan. Tu sufrimiento necesita que lo reconozcas. Ve a casa y permanece allí para todas estas cosas.
Thich Nhat Hanh

La ejecución del movimiento une a dos sistemas, sistema muscular y sistema nervioso, dejando como estela la sensación corporal.

Sabemos que algo nos sienta bien o no, por esa sensación de bienestar o de malestar que deja.

Si lo que hacemos nos proporciona bienestar, el sistema nervioso se reequilibra, se activa el sistema de calma y contacto: el sistema nervioso parasimpático.

Reconocemos esa sensación que nos trae algo distinto, una nueva posibilidad que nace desde un acto amoroso de autoconocimiento no impuesto y sin violencia.

Dando vida al observador interno que no se engancha a la historia, sino que, permaneciendo en el presente, deja espacio a lo que hay, produciéndose esa liberación y transformación.

En el trabajo corporal, se realizan preguntas claves dirigidas hacia la parte del cuerpo que se está trabajando en ese momento. Las preguntas traen consciencia, son como un faro que ilumina la parte a la que se lleva la atención.

La consciencia emerge cuando empiezo a darme cuenta de cómo me muevo y de las sensaciones que nos deja la ejecución de un movimiento.

El sistema nervioso se equilibra desde el bienestar que aporta una práctica consciente de movimiento

Un camino iniciático

El contacto con los elementos

La naturaleza más salvaje habita en nuestro propio cuerpo, la tierra…en nuestros huesos, somos más de un 80% de agua, el aire… en nuestros pulmones, el fuego… en nuestro corazón.

“…eres bosque adentro… va a crecer de nuevo una y otra vez, no importa cuanto esté devastado”. (Beau Taplin)

En nuestras sesiones, eres testigo de la manifestación de la magia a través de la experiencia de recordar lo que ya eres.

Nosotras iniciamos el camino y seguimos profundizando.
Es nuestro propósito acompañarte.

Nuestra filosofía
Hay una forma más fácil de hacer las cosas

Nuestra misión
Expandir este conocimiento e inspirarte.

Nuestra visión
Traer consciencia a nuestra Tierra.

La Vida es movimiento, Momana es Movimiento Más Natural, somos Vida…

Metodología Momana